lunes, 4 de septiembre de 2017

De la FILEM y los Slams de Poesía.

La FILEM (Feria Internacional del Libro Estado de México) ocurrió del 25 de Agosto al 3 de Septiembre en la Plaza de los Mártires, Toluca. Una Feria bellísima, de colores agradables, de buen ambiente, cálida. Lo supe desde el día en que llegué. Me recibió Gaby Lara con una gran sonrisa y nos dimos un abrazo... Salió un: "¡Por fin!" de nuestras voces. Estaba ahí el Foro Principal, listo para que subiera a dar inicio el primer Slam Poético, el día lunes 28 de Agosto, en punto de las 12 h. 

¡Todo sucedió genial! Estaba muy emocionada, nerviosa, pero era la más contenta, contaba los inicios de mi trabajo con la poesía y la gestión de los Slams en los reclusorios; les explicaba la dinámica y el público, por supuesto que tenía dudas, ¡porque nunca habían estado en un Slam! Así, fui así invitando al público a unirse al ritual del Poetry Slam para consagrar el cuerpo y la voz, agregando la lluvia, situación que no fue impedimento para que las personas se detuvieran a escuchar a los participantes, que uno a uno se fueron animando a levantar la mano y yo hacía uso de mi libreta.



¡Esa tarde la participación femenina fue tremenda! En el escenario estuvo Eli, también María Guadalupe, Lucy y Rosalina, así como dos cuentacuentos: Isidro y Eduardo Flores. Lucy se llevó el primer 10 de la semana, nos regaló un poema "colectivo" (bauticé yo), que enunciaba una larga lista de nombres con quienes nuestra participante estaba agradecida por hacer posible la Feria. Nos divertimos muchísimo, lo estaba disfrutando en demasía. 

Eli obtuvo el 3er. lugar, a pesar de que al principio no quería subir; Isidro ganó el 2° lugar esa tarde y Eduardo Flores se llevó el 1°. Fue una gran fiesta, porque eso es el Slam, una gran fiesta. Le hice entrega de sus premios y agradecí al jurado, por haber jugado con nosotros. }



 *

El miércoles 30, era nuestro 2° Slam. Ese día me acompañaba Rando, el trayecto fue pesado desde la CDMX. Llovía desde que salimos de acá, todo marchó, hablábamos en el camino de los reclusorios y de otros proyectos. Llegamos a Toluca, vimos las grandes empresas-fábricas. Llegaron por nosotros y entre el caos del tráfico y los nervios, también latía el corazón, porque la gente esperaba ya el Slam.








Subimos al Foro Principal, saludamos al público; Rando les contó sobre el Poetry Slam y el trabajo con Libertad en Voz Alta. Elegimos al jurado, todo marchó tan bien, que Gaby, nuestra jueza, subió como invitada a esos sillones blancos y emitía desde ahí su calificación, acompañada de algunos comentarios y consejos para cada poeta, ¡cosa divertidísma!

Ese día en el escenario de nuevo reinó el poder femenino  con MaFer, Liliana Hernández, Shirley y Sonia, además de que también subieron Edgar, Antonio e Isaac. Arrancamos la ronda de las letras y la musicalidad del público emocionado. De nuevo las calificaciones estaban siendo reñidas, nuestras jurados estaban de buen humor, hacían uso de los puntos decimales, se reían, la gente ejercía el derecho de la presión a la jueza y todos reíamos.


Una gran ronda, en la que MaFer, quien llegó desde temprano y fue la primera en inscribirse, se llevó la corona después de presentarnos un bello cuento; Edgar se llevó el 2° lugar y Sonia, el 3°. Entre las matracas improvisadas y el público feliz, cerramos el Segundo Slam Poético de ese miércoles nublado + la magia de la palabra.


Rando y yo salimos a recorrer algunas calles de Toluca, antes pasamos a comer (¡Deliciosa la comida para los poetas!); entramos al Cosmovitral construido por Leopoldo Flores Valdés y quedamos encantados, agradecidos siempre con la FILEM. }





*

Llegó por fin el último Poetry Slam, era el turno de viajar con la compañía de Mimí Kitamura a mi lado y así fue; con la puntualidad debida, salimos de la Ciudad monstruo y arrancamos. La charla fue, como siempre, agradable, retomamos anécdotas lejanas y no tan, de lo que hemos vivido con la gran comunidad de Poetas y Slammers que existe (y de quienes tenemos la fortuna de ser amigas). Hablamos también, claro, de Libertad en Voz Alta y de lo que sigue para nosotros. Porque sí, aún falta mucho.



Muy a tiempo estábamos ya en Toluca, pasaron por nosotras y llegamos de nuevo a esa duela gris-cómodo de la FILEM. ¡Es grande! Le dije a Mimí, mientras caminábamos hacia el Foro Principal que toda la semana estuvo esperándonos. Estaba la réplica de un museo como stand a un lado y frente al Foro Principal, el stand de la Universidad Autónoma del Estado de México. Gaby Lara nos saludo con esa sonrisa que nunca desapareció de su rostro y nos sentamos a tomar esta foto, que denota los sentimientos:



Eran las 12 en punto, subimos al escenario, Mimí saludo al público, luego fue mi turno; ella explicó la dinámica, habló un poco de la historia, y entonces, díjose: Debe haber un poeta de sacrificio y seré yo. El público aplaudió, así arrancó el Slam de Poesía del viernes 1° de septiembre en la FILEM.

La voz de Mimí rompió los vientos, terminó el poema, ya sabemos cómo sacuden sus versos. Así, dimos paso a la invitación a quienes aún no se animaban a inscribirse y vimos cómo se fueron levantando los brazos: Tuvimos el gusto de contar con la hermosa voz de Natalia, Gaby fue la segunda chica participante, Carlos Colín, Luis Sánchez y por último, Francisco. Hubo cuento, poesía, rap y canción popular… ¡Qué más!





Las calificaciones oscilaron entre los 56.3 puntos a los 59.3… Fueron dos rondas reñidas y llenas de poder… De nuevo un jurado conformado por tres chicas, mismas que le dieron el 3er. lugar a Carlos, el 2° a Natalia y el 1° a Luis, quien fue el campeón de la tarde, con un poema de denuncia, pero sobre todo, lleno de impotencia por lo que, tristemente, vivimos en el país desde hace ya varios años. Necesario, comentamos a Francisco, hacer uso de estos espacios y tomar el micrófono para alzar la voz.







Concluyó así nuestra semana de Slams de Poesía en la FILEM. Grandiosos días de aprendizaje, pero más, de ver cómo la poesía une, cómo la necesidad de expresar está latente y todos estamos invitados a la cena con la palabra.

Volví con Mimí, con ideas de nuevos y próximos proyectos, contentas, deseando que sean muchos años más de FILEM, que la Feria siga creciendo y siga con esa calidad para un público que la necesita y que la exige. Que esos 10 años necesarios para consolidarse, que mencionó Paco Ignacio Taibo II, sean como deban y el Estado de México brille por Ferias como esta.



Sandrah Mendoza.
Libertad en Voz Alta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario